Mejora tu bienestar en tiempos difíciles

La única libertad que siempre tendremos, es la actitud ante lo que nos pasa en la vida, 

al tener el control sobre como reaccionar

ante lo que nos ocurre.

 

Víctor Frankl

 

La ansiedad que muchas personas estamos sintiendo en periodos breves o de forma continua ante la contingencia sanitaria por coronavirus ocurre por miedo. 

 

El miedo es una reacción normal ante una circunstancia anormal, es la forma en que nos enfrentamos a situaciones que nos cambian la sensación de control.

 

Es importante vivir el miedo, pues forma parte del enfrentamiento a este tipo de situaciones, posterior a esto necesitamos reconducir poco a poco nuestra vida.

 

Los factores que están haciendo que se vivan periodos de ansiedad por la sensación de falta de control son: 

  • El cambio inesperado en nuestros hábitos, no por voluntad propia. Estábamos acostumbrados a cierta rutina, salidas, trabajo en oficina o en áreas públicas, compras, entre otras cosas; el tener que cambiar esto por una situación ajena a nuestro control genera incomodidad.
  • La pérdida de libertad. De manera cotidiana, decidíamos si salir o no salir, los lugares que visitar, etc., y en este momento debido al confinamiento o a la vivencia de nuevas situaciones en caso de no poder aislarse totalmente, supone una pérdida de libertad en mayor o menor medida.
  • El miedo al contagio. Contagio propio, de familiares, amigos u otras personas de nuestro entorno a las que queremos.
  • La incertidumbre de no saber como va a evolucionar la situación. Al ser una contingencia sanitaria no hay como tal un tiempo exacto de su duración o si acaso habrá más restricciones.

Ante todo esto, lo lógico es tener subidas y bajadas, las cuales necesitamos permitirnos, sin que nos paralicemos, por lo que hay que sobrellevarlo de la mejor forma posible.

 

El miedo es una emoción que podemos usar para ser más cautelosos, inclusive al seguir las medidas de seguridad que han ordenado las autoridades, obtenemos cierta sensación de control que nos ayuda a disminuir el miedo y la ansiedad.

 

  

 

¿Cómo sobreponernos a esta situación?

 

Dependerá de nuestros factores de resiliencia, recuerda que primero es importante permitirte sentir mal, y posterior a ello reconducir tu vida . Los siguientes son factores muy útiles para la situación actual:

 

  1. Sentido del compromiso. Ser consciente de que lo que ocurre no solo te pasa a ti, sino también a las demás personas; te puede impulsar a ayudar a tu familia, amigos, a intentar que tu trabajo siga, enfocándote en algo que puedes controlar. Y ayudar a los demás va desde escuchar, hasta apoyar con recursos.
  2. Volver a tener sensación de control en los acontecimientos. En la vida cotidiana todavía mantenemos el control interno, entonces te sugiero crear rutinas con actividades y horarios, para seguir teniendo una estructura.
  3. Apertura a los cambios vitales. Las personas que mejor resisten estas situaciones entienden que los acontecimientos malos al igual que los buenos son parte de la vida y que hay que aperturarse a ellos, hay que tratar de buscar alguna oportunidad de aprendizaje y aceptar que la vida no seguirá exactamente igual.
  4. Reconectar de manera emocional. Se esta buscando minimizar el contacto físico, pero se requiere continuar el contacto de manera emocional, mediante llamadas individuales o grupales, inclusive celebrar cumpleaños a distancia o hacer actividades en conjunto por videollamadas.
  5. Variedad de actividades. Tener un abanico de actividades diferentes en tu día a día, hacer ejercicio, cocinar, pintar, dibujar, cantar, escribir.
  6. Tener un enfoque de triunfo. Generar esa creencia de que venceremos este virus y de que al terminar esto habremos tenido grandes aprendizajes, seremos más fuertes y con valores más sólidos.

 

¡Recuerda que estamos juntos aun estando aislados!

 

Mis mejores deseos 

Janet Delgado González

www.direccioneficaz.com.mx

 

Sígueme en facebook  como @janetdelgadog

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0