MANEJO DE EMOCIONES

 

Hay que ser conscientes de que lo que nos provoca malestar o ansiedad no son los eventos, sino cómo vinculamos las emociones a éstos.

Jonathan García-Allen

 

 

¿Sabías que a partir de la pandemia de COVID-19 los mexicanos hemos sufrido diversos cambios en nuestro estado emocional?

 

Encuestas nacionales realizadas por el financiero arrojan los siguientes datos:

  • En promedio el porcentaje de mexicanos que se consideraban muy felices va en picada pasando del 57% al 36%, esto por la pandemia y la crisis económica actual.
  • El estado de ánimo de malo a muy malo a ido en aumento, por el riesgo de contagio propio o de familiares y amigos, así como el aislamiento y alejamiento de seres queridos.

Tomando en cuenta estos datos, hoy más que nunca es importante manejar adecuadamente las emociones para desarrollar nuestra inteligencia emocional.

 

¿Qué son las emociones?

Son expresiones psicofisiológicas que ocurren como reacción a un estímulo, se liberan hormonas y neurotransmisores que se reflejan en una conducta, la cuál puede variar conforme pasan los años en base a experiencias de vida, así como al medio social y cultural en el que nos encontremos.

 

Las emociones son adaptativas, pues tienen diferentes funciones, conozcamos tres emociones básicas:

  • Tristeza. Es una reacción que ocurre ante la pérdida, decepción o engaño. Nos aísla del exterior y conecta con nosotros mismos. Nos ayuda a integrar lo sucedido y aprender de la experiencia. Busca obtener apoyo y consuelo por parte de los demás.
  • Enojo. Cuando ocurre actúa el sistema nervioso y da gran energía. Nos alerta de que nuestros límites se han sobrepasado y nos impulsa a defender de nuestros derechos.
  • Miedo. Hace que aumente nuestra vigilancia y capacidad para analizar la situación. Nos prepara para evitar situaciones de riesgo y nos ayuda a mantenernos a salvo.

El manejo de emociones, es una habilidad de la inteligencia emocional y se refiere a la manera de gestionar y canalizar las emociones, para lograrlo sigue estos cuatro pasos:

  1. Reconocer la emoción. Es la parte fundamental comprender que emoción sientes sin confundirla, cuando confundimos emociones se genera un fuerte conflicto interno. 
  2. Aceptar su presencia. Solemos negar las emociones como parte de nuestra educación, desde pequeños se nos ha enseñado que mostrarse enojado es de niños malcriados, triste es de niños aislados, con miedo es de niños cobardes, eso ha generado que se hagan a un lado estas emociones y se nieguen lo que cierra la posibilidad de gestionarlas.
  3. Entender el mensaje. Relaciona la función de la emoción detectada con la situación que vives en la actualidad.
  4. Genera un canal de expresión. Recuerda, si es tristeza siéntela y poco a poco pasará, si es enojo necesitas poner limites y si es miedo requieres acciones de prevención. 

 

Como acciones periféricas incluye en tu rutina diaria estas acciones:

  1. Meditación. Iniciar tu día con 5 minutos de meditación cultiva un estado de paz interior y de relaciones saludables. 
  2. Ejercicio. Tener una rutina de ejercicio diario de 20 minutos activa tu cuerpo, mejora tus defensas, reduce el riesgo de sufrir algunas enfermedades, además de que te ayuda a generar endorfinas. 
  3. Respiración 4-7-8. Inhala por la nariz cuatro segundos, reten el aire siete segundos y exhala lentamente por ocho segundos; realiza esta respiración cuatro veces antes de dormir, de este modo estarás más relajado y obtendrás un sueño más reparador. 
  4. Canales de expresión artísticos. Expresa tus emociones a través del arte, puedes practicar actividades como: escritura, pintura, dibujo, baile, música, teatro, etc.

Entonces, el manejo de emociones se trata de gestionarlas adecuadamente, lo ideal es aceptar que tus emociones son parte natural de ti, pues tienen una función adaptativa, las emociones existen para ayudar a que el ser humano sobreviva, pero al negarlas y ocultarlas generamos conflictos internos, generando una presión interna que se proyecta en enfermedades psicosomáticas o en momentos donde las emociones sobrepasan a la razón.

 

"Una emoción no causa dolor. La resistencia o supresión de una emoción causa dolor"

Frederick Dodson

 

Mis mejores deseos 

Janet Delgado González

www.direccioneficaz.com.mx 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0