¡UN NUEVO AÑO, UN NUEVO INICIO!

Al finalizar un año, el impulso natural es hacer un cierre y dar inicio a un nuevo comienzo, este año no es la excepción, existe un fuerte desgaste emocional y mental en cada persona, pues se ha vivido a nivel mundial una pandemia que pareciera interminable, cada persona experimentándola de forma diferente, de acuerdo a su contexto y decisión, algunos con pérdidas humanas, laborales y/o económicas, otros sumergiéndose en noticias alarmantes, otros más negando la situación, otros viviendo la enfermedad de cerca, etc., como analogía, todos en el mismo mar, aunque con diferente embarcación. Con todo ello, surge con mayor fuerza el deseo de cerrar 2020 dejando atrás todas estas experiencias complejas para iniciar un año diferente, sin embargo, la realidad es que, aun en 2021 continuará esta situación y siendo conscientes de ellos, nos corresponde fortalecer aún más nuestra capacidad de resiliencia, reflexionando acerca de los grandes aprendizajes que se han adquirido en este año.

 

Vivir situaciones tan complejas como las experimentadas en 2020, nos dan la pauta para ser más resilientes ante la vida. Todo lo que eres hoy, las situaciones que has superado en esta crisis de salud y económica es gracias a la fuerza que has obtenido por las experiencias vividas de tu pasado, reflexiona en todo aquello que ha hecho de ti la persona que eres hoy, partiendo del 2019 hacia atrás y reconoce en ti la fuerza que tienes gracias a tu pasado.

 

Reflexiona sobre lo que has aprendido en este 2020 bajo un contexto tan complejo, quizá aprendiste a cohabitar de una manera más positiva con tu familia estando aislados, a hacer home office, compras en línea, a buscar otra actividad ante la pérdida de empleo, a cocinar, etc., reconócete todos los aprendizajes que tuviste este año del tamaño que estos sean, pues a pesar de la situación externa, tuviste la capacidad de poner tu esfuerzo en algo que te dio frutos, en aprender, en practicar, en crear.

 

Piensa acerca de esos pequeños placeres que pudiste disfrutar en este año, desde algo que puede parecer tan simple, como tomar una ducha con agua caliente, ver tu serie favorita, bailar, comer, estar con tu familia, leer, lo que sea que te haya dado placer este año.

 

Y, por último, reflexiona sobre tu mayor anhelo, piensa que es lo que deseas lograr, en quien te quieres convertir, que persona realmente deseas ser para ti, para tu bienestar, para tu felicidad, saca de tu mente las expectativas sociales, lo que los demás esperan de ti, piensa solo en lo que tu deseas de tu vida, adáptalo a tu realidad y enfócalo hacia tu misión de vida.

 

Cierra este ciclo 2020 haciendo una despedida hacia las actitudes que tuviste y no te han llevado a nada, dale la bienvenida a este 2021 con una actitud distinta, agradecida, una actitud que te empodere para disfrutar cada pequeño placer que tengas, para reconocer en ti la fuerza que has labrado a lo largo de tu vida y saberte como una parte tan importante del mundo que tu sola actitud puede influir y mover a los demás, a veces sin que te des cuenta de ello.

 

 

¡Te deseo un cierre de ciclo exitoso y un comienzo de año espectacular!

 

 

Mis mejores deseos 

Janet Delgado González

 

www.direccioneficaz.com.mx 

Escribir comentario

Comentarios: 0